Un sello de calidad medioambiental


En el futuro, los contenedores sostenibles ESE podrán ser identificados con el sello de calidad medioambiental “Ángel Azul”, debido a su fabricación a base de plásticos reciclados (RAL–UZ 30a). Este reconocido sello de calidad medioambiental está certificado por el organismo RAL gGmbH y ha conseguido su estatus de sello ecológico en base a criterios establecidos por la Agencia Federal del Medio Ambiente alemana y un jurado independiente. El origen y la composición de los plásticos reciclados deben ser verificados y certificados conforme a la norma EuCertPlast.

El Ministerio Federal del Medio Ambiente, Naturaleza, Conservación, Construcción y Seguridad Nuclear es el propietario del sello de calidad “Ángel Azul”. Los criterios técnicos de su atribución son definidos por la Agencia Federal del Medio Ambiente.

Además, la norma EuCertPlast garantiza, de manera independiente, la certificación de que estos plásticos son seguros para humanos, animales y el medio ambiente.

DESARROLLO DE PRODUCTO ORIENTADO A LA SOSTENIBILIDAD

Un diseño de producto sostenible tiene en cuenta la optimización de los materiales, el transporte, su capacidad de apilamiento y la resistencia del producto. El consumo de recursos y las emisiones contaminantes pueden verse considerablemente reducidos.

CALIDAD PARA MÁS SEGURIDAD Y RESISTENCIA

Todos los contendores ESE, ya estén fabricados a partir de materiales reciclados o nuevos, están probados y certificados de acuerdo al estándar de calidad RAL-GZ 951/1, la norma más exigente de todo el mundo. Solamente los contenedores de alta calidad, con una larga vida útil, pueden ser respetuosos con el medio ambiente.

ADQUICICIONES SOSTENIBLES

Las nuevas directivas de la UE otorgan una gran importancia los aspectos medioambientales en el marco de las contrataciones por parte de entidades públicas. De ahora en adelante, las ciudades europeas quieren y deben reforzar la integración de los aspectos medioambientales en estas compras.
El respeto ecológico de los materiales y productos debe resultar fácilmente comprensible, comparable e independientemente certificado, para que las autoridades adjudicatarias puedan disponer de certitud legal en cuanto a la certificación.

La demanda de respeto ecológico en los materiales o en el procesamiento de productos se verá notablemente incrementada por la tendencia a la adquisición de bienes con sellos de calidad medioambientales. Para ayudar a los clientes en esta iniciativa, ESE, en tanto que primer fabricante de contenedores de residuos y reciclaje, cumple todos los requisitos del sello de calidad medioambiental “Ángel Azul”.